Champagne y marisco, juntos en Navidad

Hoy hablamos del champagne. Su consumo se puso de moda en la corte francesa, y a lo largo de la historia se ha convertido en una bebida exclusiva para postres, aperitivos y brindis. Pero, ¿por qué no acompañar toda una comida o una cena con champagne?

Además de maridar muy bien con las carnes blancas, el champagne potencia el sabor del pescado y el marisco. Por ejemplo, el maridaje entre el champagne y las ostras es un auténtico capricho para el paladar, una verdadera explosión de sabores.  La carnosidad de la ostra, combina a la perfección con la frescura, las burbujas y la acidez del champagne. Por otra parte, la langosta o los langostinos maridan a la perfección con el champagne seco, ácido y con mucho cuerpo, característico de las uvas de la Champaña, que pasan más tiempo en bodega. En definitiva, el champagne, sinónimo de elegancia y glamour, es siempre un acierto para combinar cualquier variedad de mariscos.

En Círculo marisquería queremos que disfrutes estas Navidades maridando nuestra selección de champagne con nuestros mariscos y pescados. Una gran elección que dará un toque exquisito a tu menú.

Brindemos con champagne por todos los buenos momentos que hemos vivido  y por los que nos quedan por disfrutar, llenos de amistad y diversión en Círculo.

¡Buen provecho!