Diferencia entre nécoras y cangrejos

Crustáceos, moluscos, equinodermos, son los auténticos protagonistas de las navidades.

Entre ellos están los cangrejos y las nécoras, que son un clásico imprescindible en la mesa durante las fiestas de Navidad. Pero, ¿sabrías diferenciarlos?

La nécora es un crustáceo de la familia de los cangrejos, muy parecido a ellos, pero con algunas diferencias. Miden de 7 a 12 centímetros y pesan entre 70 y 300 gramos. Su caparazón es plano, ancho, con un tacto similar al terciopelo y tienen un color más oscuro, como amarronado. Una característica esencial de la nécora para diferenciarla de otros tipos de cangrejos, son sus patas con bandas negras.

El cangrejo, como bien sabrás, tiene un color más rojizo, en ocasiones con tonos verdes según la especie. Su longitud oscila entre 10 y 12cm y su peso es de unos 80 gramos. A diferencia de la nécora, su superficie es rugosa.

Por otra parte, la técnica para comer estos manjares tampoco es igual:

Con el cangrejo, lo primero que hay que hacer es darle la vuelta y retirarle las patas desde atrás hacia delante. Después, con ayuda de unas tenazas, se parten las patas y las pinzas para extraer la carne del interior.

En el caso de las nécoras, es más complicado. Se debe abrir por la parte de debajo, retirando la tapa del abdomen. Poco a poco se separará el abdomen por capas para extraer la carne.

Este año durante las cenas familiares evita temas políticos y sorprende a todos con tus conocimientos sobre el marisco y sus secretos.

¡Buen provecho!]