Las diferentes temporadas del marisco

Hoy en día disfrutamos del marisco todo el año, pero es cierto que como con todos los alimentos existen épocas durante el año, en las que dependiendo del tipo que sea, se encuentra en su mejor momento.

Cuando llega la temporada de un marisco en concreto, éste tiene todas sus propiedades: peso, sabor y textura, en el momento más óptimo. ¿Quién no ha oído alguna vez el dicho popular que dice que los meses con “r” son los mejores para disfrutar del marisco fresco?
Pues sí, en principio los dos mejores meses para consumir los frutos del mar son marzo y noviembre.
Aunque cada tipo de marisco tiene unos meses en los que consumirlos frescos, puede ser una experiencia gastronómica incomparable.
Por ejemplo:
• Langostinos: marzo, abril, mayo y junio.
• Gamba: octubre, noviembre y diciembre.
• Vieras: durante los primeros y últimos meses del año.
• Almejas: los meses con “r”.
• Buey de mar: su calidad no varía mucho durante todo el año, pero quizás gana un poco en sabor y textura en los meses de julio, agosto, septiembre y octubre.
• Nécora: de marzo a noviembre.
• Langosta: Durante los 2 primeros meses del año y de Marzo a Septiembre.
• Camarón y Cigalas: durante todo el año.
• Mejillones y ostras: los meses con “r”.

Aunque quizás lo vais a ver mejor por estaciones:
• Primavera es un buen momento para degustar Cigalas, Almejas, Ostras.
• Verano, es el momento de los Mejillones, Almejas, Navajas, Bogavante, Langosta, Percebes.
• Otoño, el Bogavante, la Langosta, las Vieiras y las Gambas adquieren un sabor óptimo.
• Invierno se podrá degustar: Centollo, Buey, Nécoras, Camarones, Vieiras, Almejas…

¡Lo bueno es que en Círculo siempre disfrutamos del mejor marisco!
¡Buen provecho!