El marisco y el pescado, grandes aliados para la piel

Este verano estamos teniendo temperaturas muy altas y debemos tener un especial cuidado de la piel. Hay que protegerla e hidratarla para evitar los posibles efectos secundarios. Y una buena alimentación es una de las claves para conseguirlo. Hay alimentos que están especialmente indicados para el cuidado de nuestra dermis, como son el marisco y el pescado, destacando las ostras y el pescado azul (grasos) como el salmón, ya que aportan nutrientes primarios como el zinc (mineral que ayuda a mantener la piel en buen estado) y el ácido graso omega 3 (con propiedades antiinflamatorias).

Los pescados son ricos en Vitamina B6 que equilibra las pieles grasas y en Vitamina B3 (o niacina), muy importante ya que protege y prepara la piel para exposición al sol, y su carencia puede ocasionar dermatitis o pelagra con piel seca, oscura y descamada, produciendo picores al exponerla al sol.

El marisco es un alimento rico en selenio, mineral muy importante para la salud de la piel ya que mantiene la elasticidad de la misma, y es antioxidante. También contiene Vitamina A que favorece la cicatrización, la suavidad y refuerza las defensas naturales.

¡Todo son beneficios! Disfruta de los frutos del mar y tu piel te lo agradecerá.

¡Buen provecho!