¿Qué vinos elegir para el pescado y el marisco?

Como ya sabréis, España es uno de los países con más producción de vino (el 3º en el mundo, después de Francia e Italia), y tenemos tanta variedad que muchas veces es muy difícil elegir el vino que más nos encaja en nuestras comidas o cenas. Por eso, en Círculo marisquería queremos daros algunos consejos sobre cómo elegir un buen vino de mesa dependiendo de lo que vayáis a pedir.

En concreto nos centraremos en enseñaros cuáles son los mejores vinos para acompañar al pescado y  marisco, y también según el tipo de elaboración de pescado (cocción, la salsa, fritura, etc.) se recomendará un tipo de vino u otro.

Un buen maridaje resalta los sabores y cualidades tanto del vino como del plato:

VINOS PARA PESCADOS

  • Si se trata de pescado hecho en fritura lo recomendable es pedir algún vino Andaluz, como el Fino ecológico de Piedra Luenga o un Barbadillo.
  • Si vais a comer un lenguado o un rodaballo exquisitos, sin necesidad de salsas, encajará a la perfección un buen vino blanco gallego, como un Albariño Marqués de Vidhoja.
  • En caso de pescados con salsas, recomendamos un Verdejo, como Marqués de Cáceres o un Four lines o un vino de Castilla como Argum.
  • Los vinos tintos no tienen por qué excluirse de una comida con base de pescado. Un Ribera Sacra Lalama, que es un tinto suave, es adecuado para combinar con el salmón, el bacalao, el rodaballo, el atún y el bonito.
  • La merluza, muy presente en la cocina marinera, va bien con un Ribeiro Xeito.

VINOS PARA MARISCOS

  • Si vas a degustar crustáceos siempre será buena elección tomarlos con vinos blancos, y uno de nuestro recomendados es un Godello, como el Neno de Villasomoza.
  • La langosta o el bogavante son perfectos con un champagne Henri Abelé.
  • El pulpo a la gallega es uno de los reyes de Círculo marisquería, y una gran manera de degustarlo es con un Albariño Mar de Frades.

Uno de los placeres de la vida es una buena cena junto a un buen vino y el buen ambiente que se genera alrededor de la mesa.

¡Buen provecho!