10 motivos saludables para beber vino moderadamente

El vino, en nuestro país, es sin duda un referente. Una larga cultura vinícola, hace que España sea un lugar privilegiado para la producción de vinos muy diferentes. Un auténtico manjar, que no puede faltar en nuestra mesa, y que además tiene algunos beneficios para nuestra salud. Hoy te traemos 10 motivos saludables por los que beber vino moderadamente:

  • Un consumo moderado del vino favorece la reducción de la diabetes: Según publica la Asociación Europea para el estudio de la Diabetes. Los polifenoles del vino tienen un efecto protector que ayuda a controlar la cantidad de azúcar en la sangre.
  • Es rico en minerales: Aporta minerales, como el magnesio, el zinc, el potasio, el calcio y el litio.
  • Protege las quemaduras solares: Según un estudio, el vino ayuda a las quemaduras provocadas por los rayos del sol. Los flavonoides (sustancia natural) de las uvas, y por lo tanto del vino, evitan la formación de especies reactivas de oxígeno que dañan las células de la piel.
  • El vino tinto beneficia la reducción de colesterol: Los polifenoles que contiene el vino actúan como antioxidante. Estos ayudan a que las moléculas lipídicas no se depositen en las venas y las taponen, mejorando así los niveles de colesterol.
  • Ayuda a quemar grasas: Según un estudio del Harvard Medical School beber dos copas al día de vino tinto ayuda a quemar grasas. Las uvas rojas contienen un compuesto fenólico, el resveratrol. Una sustancia rica en antioxidantes, que contienen los frutos rojos y que convierte la grasa blanca en grasa beige (grasa metabólicamente activa), este tejido ayuda a la reducción de grasas. Todo esto sin olvidarnos de combinarlo con una dieta equilibrada, y ejercicio.
  • Ayuda en la prevención del cáncer de pecho: El vino al ser un gran antioxidante, actúa para bloquear el crecimiento de células responsables del cáncer de mama.
  • Ayuda a prevenir la ceguera: Como ya hemos dicho anteriormente, la uva contiene resveratrol. Esta sustancia que actúa como antioxidante favorece la defensa natural de nuestra piel. En este caso, detiene el crecimiento de los vasos sanguíneos fuera de control, que causa la ceguera, protegiendo así la visión.
  • Potencia la inteligencia: Según un estudio, con un consumo moderado de vino, la respuesta cerebral a los estímulos aumenta. La creatividad aumenta un 50% y el tiempo de reacción disminuye un 25%. Es beneficioso también para la memoria.
  • Favorece la digestión: En el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación de la Universidad Autónoma de Madrid han identificado 11 bacterias enológicas con propiedades probióticas, las cuales excluyen patógenos y bacterias dañinas y fortalecen la flora intestinal, beneficiando al proceso digestivo.
  • Consumir una copa de vino al día ayuda al retraso del envejecimiento: Debido a sus propiedades vasodilatadoras, que actúan en algunas enfermedades originadas por la oxidación de las células.

¿Conoces algún motivo más?

En Círculo marisquería puedes disfrutar de una extensa carta de vinos, con una exquisita selección. ¡Chin-chin!

¡Buen provecho!