Buey de Mar, propiedades y beneficios

En el post de hoy os vamos a hablar de uno de los crustáceos protagonista en grandes banquetes y en cenas de navidad: el Buey de Mar.

Este crustáceo con aspecto similar al cangrejo pero de mayor tamaño se encuentra en las aguas del Atlántico, se caracteriza por su gran caparazón rojizo y sus dos grandes pinzas, que tienen casi cuatro veces más resistencia a la presión que una mano humana. Está considerado una de las piezas de mar más exquisitas, su carne es muy jugosa y sabrosa. Se puede encontrar durante todo el año pero los expertos aconsejan que el mejor momento para consumirlo es durante los meses que haga frío. El Buey de Mar adulto normalmente tiene un caparazón de unos 9 cm de largo aunque algunos excepcionalmente pueden llegar a medir 25 cm. En su hábitat pueden vivir hasta 20 años aunque lo normal es que vivan unos 10 años.

En Círculo, el buey de mar es uno de los  protagonistas de nuestra variada carta. Nos encanta porque tiene un sabor muy característico y además es un alimento con numerosas propiedades nutricionales. Suele ser el perfecto aliado para los deportistas y gente que quiera mantener una dieta saludable ya que es rico en proteínas y muy bajo en grasas. Cuenta además con una alta presencia de yodo lo que favorece el funcionamiento de los músculos y de la circulación, asimismo contiene selenio que actúa contra las enfermedades cardiovasculares y estimula el sistema inmunológico. Es también muy rico en zinc.

Exquisito y saludable ¿qué más se puede pedir?

 

¡Buen provecho!