Día del reciclaje: errores más comunes que tenemos en casa

Con motivo del Día Mundial del Reciclaje, y nuestras interminables horas en casa, aprovechamos el post de hoy para conocer los errores más comunes que tenemos en casa a la hora de reciclar. ¿Qué va en el verde, en el azul, en el amarillo, en el naranja o en el marrón? Nos guiamos por las directrices de la Comunidad de Madrid.

¡Te lo contamos!

Errores en el contenedor verde: antes de nada, es importante conocer la diferencia entre vidrio y cristal, pues cuando nos deshacemos de elementos de cristal, solemos depositarlos en el contenedor verde y es un error. ¡Al verde sólo el vidrio! La principal diferencia entre el cristal y el vidrio es que las copas, vasos y otros elementos de cristal tienen óxido de plomo, y éste no se puede fundir en los mismos hornos donde se producen los envases de vidrio, por tanto, estos elementos irían en el contenedor naranja, que es el destinado a residuos.

Las bombillas no van en el contenedor verde, lo ideal es llevarlas al punto limpio o centro de recogida, al igual que los espejos, ceniceros, vasos o vajillas. Pero si queremos deshacernos rápido porque está roto tendríamos que tirarlo al contenedor de restos (naranja).

Errores en el contenedor azul: en este contenedor, uno de los errores que más cometemos es tirar el brik de leche o zumo, ya que lo confundimos con cartón y no es así. ¡El brik va siempre al contenedor amarillo!

En el contenedor azul debemos tirar envases de papel y cartón. Desechos diarios como servilletas de cocina o papeles sucios deben ir en el contenedor de desechos orgánicos (tapa marrón). Los pañales también suelen ser un residuo impropio muy habitual de este contenedor, su lugar es el contenedor de restos (tapa naranja).

Otro error común que cometemos es depositar el poliespán en el contenedor azul, sin embargo, iría en el amarillo, ya que el material es plástico espumado.

Y hay un material con el que siempre se generan dudas, el papel encerado o parafinado, para que nos entendamos es el papel de la carnicería. Aquí hay diferentes opiniones, pero si nos guiamos por Ecoembes debe ir en el azul. 

Errores en el contenedor amarillo: solemos pensar que aquellos objetos que están fabricados con plástico, y que ya no son útiles para nosotros, van al contenedor amarillo, pero en realidad no debe ser así. En este contenedor, solo debemos depositar los envases de plástico, latas y briks. Dicho esto, en el contenedor amarillo no debemos depositar: juguetes de plásticos, biberones y chupetes (van al contenedor de restos) utensilios de cocina ni cubos de plástico.

Tampoco las cápsulas de café, pues estas llevan café dentro, así que lo ideal llevarla a un punto limpio o hay empresas que se encargan de recogerlas y reciclarlas.

Ahora nos surge otra duda:

¿Qué hacer con las mascarillas y guantes que estamos utilizando estos días? Es importante meterlos en una bolsa, e inmediatamente introducirla en una segunda bolsa de basura, bien aislada de todo. Después de cerrarla bien se depositará en el contenedor de desechos. 

Reciclar en casa supone preservar el medio ambiente y a nosotros mismos, así que pongamos nuestro granito de arena. 

 

¡Buen provecho!