El Entierro de la Sardina

En el post de hoy vamos a hablar de la tradición “el entierro de la sardina” que se remonta al reinado de Carlos III y que pone fin a los Carnavales, dando así la bienvenida a la Cuaresma marcando 40 días como periodo litúrgico de purificación previo a la Pascua.

Esta celebración tuvo su origen en Madrid durante el reinado de Carlos III, el Rey realizó un encargo de sardinas para celebrar el inicio de la Cuaresma con el pueblo. Las altas temperaturas y los pocos sistemas de conservación que existían en aquella época hicieron que el pescado llegase en pésimas condiciones. El rey, ordenó entonces que todas las sardinas se enterrasen en la Casa de Campo, lejos del centro, para evitar los fuertes olores.

Este próximo miércoles 6 de marzo, tiene lugar esta tradicional procesión, un desfile teatral y fúnebre que pone fin a los disfraces, la fiesta y la diversión, dando paso a una época de más austeridad y calma, La Cuaresma. La sardina, era el alimento más consumido durante esta época ya que a nadie se le ocurría comer carne y este pescado era la mejor opción ya que era muy económico y poseía numerosas propiedades nutricionales.

A día de hoy, es uno de los pescados azules más consumidos en España, son ricas en ácidos grasos omega-3, fósforo, selenio, magnesio, hierro y yodo.

Lo que está claro es que ya sea por tradición o por propia voluntad el comer sardinas es una suerte para nuestro paladar y nuestra salud. En Círculo podréis disfrutar de este manjar en su temporada más alta, especialmente durante las estaciones cálidas. ¡A la rica sardina!

¡Buen provecho!