El origen de la Feria de Abril

Fiesta, flamenquito, sevillanas, tapas, pescaíto frito y rebujito, son los componentes fundamentales para celebrar por todo lo alto la Feria de abril. Y en Círculo marisquería, eso de “celebrar por todo lo alto” ¡lo sabemos hacer muy bien!

La Feria de Abril es una cita obligada en el calendario de los sevillanos, andaluces y de muchas partes de España y del mundo. Pero ¿sabes de dónde procede esta feria? Te lo contamos a grandes rasgos, sin enrollarnos mucho…

Surge en 1846 de la mano de dos empresarios asentados en la ciudad, Narciso Bonaplata (catalán) y José María Ybarra (vasco), que presentaron una propuesta al Ayuntamiento que consistía en la celebración de una feria agrícola y ganadera. Y así surgió la primera feria en 1847 con 19 casetas, en el Prado de San Sebastián (Sevilla). Año tras año se fueron implementando tabernas y quioscos de aperitivos, y la fiesta fue cobrando más importancia que el mercado, hasta que a mediados del S. XX la feria pasó a ser un festejo sin componente mercantil.

A día de hoy, se ha convertido en una de las citas con más solera y personalidad de nuestro país, donde los/las sevillanos/as acuden con sus trajes de flamenco y sus mejores galas. También abundan los coches de caballos, tradición que se conserva desde que esta feria era ganadera.

En Círculo marisquería queremos que te sientas como en Sevilla, por eso durante los días 20 y 21 de abril, la fiesta está asegurada. Con unas tapas, pescaíto frito y raciones espectaculares con la mejor relación calidad-precio, además de rebujito y flamenco en directo. No te quedes en casa, ¡ven a marcarte unos bailes!

Ya sabes, pescaíto frito, rebujito y ¡olé!

¡Buen provecho!