¿Eres más de gamba o langostino?

Hoy os planteamos una pregunta ¿eres más de gamba o de langostino? Algunos seguro que lo tenéis muy claro pero otros quizás no. Os contamos algunas diferencias y características de cada uno de ellos (seguro que se te abre el apetito 😉

Si piensas en marisco seguro que lo primero que te viene a la cabeza son las gambas. Éstas miden entre 6 y 10 centímetros, son de color blanco tirando a rosado, y la cabeza suele ser más pequeña en comparación con el cuerpo, y su carne es realmente tierna.

–>En Círculo marisquería podrás probar la mejor gamba blanca, la de Huelva.

Pero lo cierto es que hay una amplia gama de crustáceos que son una gran tentación para nuestros sentidos. Como por ejemplo los langostinos, su color es más anaranjado-rojizo. Pueden alcanzar los 20 centímetros y están proporcionados en relación a la cabeza y el cuerpo, y poseen un tipo de carne más corpulenta que la gamba.

–>En Círculo marisquería podrás probar los deliciosos langostinos tigres rayados.

Estas son las principales características que hacen que se diferencien pero comparten muchas otras. Ambos son decápodos, tienen diez patas, un cuerpo alargado y abundan en el mar y en los fondos arenosos de los ríos. De carne ligera, suave y muy sabrosa, y tienen un alto nivel nutricional puesto que aportan numerosos minerales como el yodo, hierro y calcio.

Se cocinan de numerosas formas: a la plancha, cocidos, en arroces, ensaladas incluso como maridaje de la pasta. El langostino y la gamba en todas sus variedades es el complemento perfecto para cualquier comida o cena.

Dicho esto, ¿ahora puedes decidir si eres más de gamba o langostino? Nosotros lo tenemos muy claro, ¡de los dos!

¡Buen provecho!