Mitos y verdades sobre el marisco

Al marisco, como alimento popular que es, le acompañan varias leyendas urbanas. Al final siempre acabamos pensando en qué beneficios nos aporta, si es realmente sano, etc. La curiosidad ha provocado que se hayan creado algunos mitos y verdades sobre el marisco. Hoy te aclaramos algunos de ellos:

-El marisco es afrodisíaco: VERDAD

El marisco es uno de los alimentos más afrodisíacos que existen. Las ostras, las almejas, el mejillón o los camarones son los más afrodisíacos debido a su alto contenido en zinc que contribuye a crear testosterona y estrógenos, y en proteínas que ayudan al funcionamiento hormonal.

-Las ostras, un remedio para la resaca: VERDAD

Este molusco contiene gran cantidad de zinc. Este mineral, se pierde cuando consumes gran cantidad de alcohol por lo que comer este manjar después de una larga noche será un remedio perfecto.

-El marisco aumenta el colesterol: FALSO

Es cierto que el marisco como todos los alimentos de origen animal contiene colesterol. Pero no obstante, posee unas sustancias que impiden que el colesterol se absorba en nuestro intestino. Además, varios estudios aseguran que el marisco aumenta únicamente el colesterol bueno (HDL), y además reduce los niveles de triglicéridos en sangre. Por lo tanto si tienes colesterol, el marisco no es un problema.

-El marisco ayuda a adelgazar: VERDAD

El marisco se caracteriza por su riqueza en agua y su bajo contenido en grasas, 100 gramos de producto contienen menos de 100 calorías. Por eso el marisco es elegido el producto estrella en muchas dietas;)

-Las personas recién operadas deben evitar el marisco: FALSO

El marisco es rico en vitaminas y proteínas de alta calidad, que nos facilitan la regeneración de los tejidos y heridas. Además, contiene omega 3 y vitamina b12 que estabilizan el sistema nervioso central, el yodo regula la tiroides, nos aporta zinc, calcio y hierro.

Para nosotros la mayor verdad es que comer marisco es siempre la mejor opción 🙂

¡Buen provecho!