Normas básicas de protocolo en una mesa

Como bien lo sabéis, nos encanta comer, pero no solamente comer, sino comer bien. Y como todo en esta vida se trata de ir siempre más allá, cada cosa que hacemos, queremos hacerla de la mejor manera y seguro que vosotros también.

Es por esto, que para el post de hoy decidimos traeros unas cuantas normas básicas de protocolo en una mesa, porque comer bien también tiene una forma y una manera, así que…

¡Empecemos!

La postura: sentarse de manera correcta es imprescindible. Espalda recta, pegada a la silla. Los antebrazos pueden estar sobre la mesa, pero los codos nunca. Acercamos el cubierto con la comida a nuestra boca, no al contrario.

La comida: no está bien visto pasar la comida de un plato a otro o quitarle comida del plato a otro comensal. ¿Hablar con alguien mientras se pincha la comida con el tenedor? ¡De mal gusto! Primero hay que comer y una vez la boca esté vacía, se pasa a hablar. ¿Y aquello de coger la comida con las manos? Depende, hay alimentos como jamón, tacos, sándwiches y frutos secos con los que sí está permitido cogerlos con la mano, sin embargo, para todo lo demás, mejor utilizar cubiertos.

Cubiertos y vajilla: los utilizamos según su orden de colocación, desde el exterior hacia el interior, acabando con la cucharilla para postres que suele encontrarse colocada entre la vajilla y las copas. No se ve nada bien hablar o gesticular con los cubiertos en la mano, están exclusivamente diseñados para manipular los alimentos y nada más que ello. Es importante dejarlos siempre sobre el plato para no manchar el mantel.

Su orden va así:

– El cuchillo se coloca a la derecha del plato, con el filo hacia adentro.
– La cuchara se coloca a la derecha del cuchillo con la concavidad hacia arriba.
– El tenedor se coloca a la izquierda del plato, con las puntas hacia arriba.
– Los cubiertos se colocan a 3 ó 4 cm. de distancia a cada lado del plato.
– Los cubiertos de postre se colocan en la parte superior del plato, y en otras ocasiones solo se ponen en el momento de servir los postres.

La servilleta: debe ser puesta sobre el regazo, usándola siempre antes y después de beber agua para evitar manchar la copa. No debéis dejarla encima del plato al terminar de comer, sino al lado, doblada, y sin que se vean mucho las manchas.

El pan: está mal visto utilizarlo para limpiar el plato. Si queréis untarle algo, debe ser con el tenedor. Aquel pan que es para compartir, debe cortarse con el cuchillo, no con la mano. ¿Las migas? Sobre el plato, no sobre el mantel. El plato de pan siempre debe ubicarse al costado izquierdo del plato principal.

Y ahora que os hemos dado unos cuantos tips respecto a las normas básicas de protocolo en una mesa, ¿hay alguno que vosotros podéis darnos? Dejadnos en los comentarios los vuestros.

 

¡Buen provecho!